• IMG_3052
  •  

  • IMG_3080
  •  

     

  • IMG_3058
  •  

     

     

     

  • IMG_3061
  • IMG_3063
  • IMG_3064
  • IMG_3065
  • IMG_3059
  •  

  • IMG_3069
  • Invitacion_IndustriaTextil_2018_vertical-01
  •  

INDUSTRIA TEXTIL

2018 Galería Centro de las Tradiciones de Lo Barnechea 1200

DESCRIPCIÓN

La exposición   consiste en  tres objetos de carácter textiles colgados a muros, semejante a una tupida red de dimensiones rectangulares, semi-desplegada, y construidas (tejidas) utilizando como modulo miles de amarras  plásticas de medidas 350 x 130 cm, 300 x 120cm y 120 x 80 cm, siete  pequeños   ovillos  de  amarras plásticas azules de   distintos diámetros,  y   cuatro fotografías   de pequeños telares de 130 x 80 cm.

 

TEXTO DE LA EXPOSICIÓN

En esta exhibición, Constanza Vergara busca resignificar el tejido tradicional a través de la utilización de amarras plásticas, un elemento estrictamente industrial y despojado tanto de valor simbólico como estético, problematizando así la facultad transformadora del acto de tejer y su condición de oficio femenino por antonomasia. Esta operación de reemplazo deja en evidencia la capacidad creativa y creadora del tejido, que dota de belleza, utilidad y significado a todo aquello que se someta a su gesto reiterativo y penitente, que anuda a la vez que despliega.

A lo largo de la historia, el tejido ha sido relegado al plano de las labores domésticas femeninas, siendo considerado, como mucho, un arte menor. No obstante, y quizás gracias a esta invisibilización, las mujeres han podido utilizarlo como bastión de resistencia cultural, valiéndose de él como un canal de comunicación libre de represiones patriarcales. Así, a través de su iconografía, los círculos femeninos no sólo han tejido bendiciones para sus recién nacidos, rogativas para quienes emprenden viajes y ofrendas para sus muertos, sino que han sabido convertir sus textiles en medios para denunciar la opresión y la violencia de género, a través de mensajes encriptados en patrones y nudos.

No obstante, más allá de estos desplazamientos que han enriquecido la lectura del mundo textil, esta serie de obras busca generar tensiones entre el oficio tradicional del tejido a mano y los procesos industriales. De esta manera, la artista se sitúa a medio camino entre la figura clásica de la tejedora que, representada por Penélope, teje interminablemente los hilos del destino en su eterna reiteración, y la anulación de la huella humana en la factura textil, materializada en esta serie de redes plásticas de apariencia industrial y despersonalizada, pero que, al igual que en el poema épico, conservan el foco en la trama sin pretender llegar jamás a un producto final.

Así, a diferencia de su obra anterior, donde se exploraban las diversas posibilidades formales de las amarras plásticas, en esta ocasión la artista ha decidido restarle protagonismo al dispositivo, poniéndolo al servicio de un proceso más complejo y dando paso a la reflexión sobre las variaciones textiles tradicionales e industriales, sobre el tejido como gesto simbólico y sobre la condición femenina que este mismo acto evoca.

Francisca Rojas Pohlhammer

Curadora de la muestra