Fotografía impresa con técnica Giclée en papel libre de ácido que asegura su conservación.
Marco de aluminio color champagne.

Medidas 83x56cm 

Edición limitada de 5 + PA

 

2016 Exposición individual  Centro Cultura de las Condes.

2015 Exposición individual Centro Cultural Estación Mapocho

2013 Tríptico MAVI,  concurso arte joven  Minera escondida

TEXTO  EXPOSICIÓN

Constanza Vergara se propone un traslado de su práctica escultórica hacia la fotografía, ejercicio donde lo mínimo es eje central del movimiento que aquí observamos frente a 31 imágenes de pequeñas esculturas plásticas que quedan plasmadas en bidimensional. Dicen que el movimiento puede atraer el peligro pero justamente otro movimiento sacarte de él, siendo el desplazamiento aquí propuesto una estrategia para fijar una mirada, otorgar espacio a lo ínfimo, observando a las amarras plásticas fuera de su función. Eso sí, las amarras plásticas no pierden su rol de conector, sigue aquí dando sentido a nuevas prácticas expandiendo de su lógica de amarrar que vemos en hechos cotidianos como las atadas manos de los presos, selladas maletas, unidos cables eléctricos, atadas cargas, sujetas cajas, enlazados muebles.

La fotografía realizada en colaboración con la hermana de la artista Estefanía Vergara logra dar quietud al enfrentarse a estas pequeñas esculturas de 10 centímetros, magnificadas y trasformadas en posibilidades de nuestra imaginación: animales, notas musicales, sillas, órganos, cuerpos, estructuras, dibujos. Lo abstracto de las figuras que se repiten en diferentes ángulos dan cuenta de lo misterioso que puede ser el detenerse a descifrar un objeto, pues en él habitan muchas otras cosas que tienen relación con experiencias, contextos e historias que estallan en ese mirar.

Josefa Ruiz